Conoce tu audiencia o muere en el intento

Conoce tu audiencia o muere en el intento

Hay que conocer al target. Todos lo saben o creen saberlo, pero algo sucede a la hora de llevar a la práctica este conocimiento. Tenemos un producto tan espectacular que se vende por sí solo, ¿para qué invertir recursos en la audiencia? Esta idea de promoción es brillante; es tan creativa que a todos le va a encantar, ¿para qué perder el tiempo tratando de entender al target?

El problema es que en general no internalizamos lo que sabemos, y terminamos ejecutando con el corazón y la intuición más que con la cabeza.

Y no es nuestra culpa, nos han moldeado de esa forma por años.

Puedo tener el mejor producto del mundo entero, pero si lo muestro en una sala vacía, nadie lo va a comprar. ¡La sala está vacía! Puedo ofrecer un servicio espectacular y súper necesario para padres y madres primerizos, pero si lo vendo a jóvenes de 20 años que no están ni cerca de pensar en formar una familia, no voy a vender nada.

Dice el dicho: si trato de llegar a todos, no llego a nadie. Hay que meterse en la cabeza: el target no puede ser, por ejemplo, millennials. Millennials es una generación completa donde un joven de 18 años que está postulando para entrar a la universidad, que recién puede manejar y tomar alcohol de forma legal, no piensa ni quiere las mismas cosas que un adulto joven de 30; ambos millennials.

millennials

Hay un típico temor de que, si soy muy específico en mi definición de target, entonces pierdo muchas oportunidades. Nike, el líder en productos de deporte, tiene como key user a atletas de alto rendimiento. Sin embargo, es la marca más popular de la categoría en el mundo entero, incluidos varios de nosotros que nuestro máximo deporte es caminar del auto a la oficina.

¿Por qué?

Porque cuando satisfacemos las necesidades de ese key user súper ultra específico, entonces satisfacemos las necesidades de una audiencia mucho mayor que no necesita tanto.

El consumidor de hoy busca crear relaciones; busca experiencias más que productos. Para crear una relación con los consumidores, las marcas tienen que conocer al consumidor. Mientras más conocemos a una persona, se puede crear una mejor conexión y experimentar momentos de mayor calidad juntos.

¿Quieres saber más sobre tu audiencia? ¿Tienes una pregunta específica sobre tu marca, producto o servicio?  ¡Déjame un comentario!

 

“ El propósito del marketing es conocer y entender tan bien al consumidor que el producto o servicio le calza y se vende sólo”

PETER DRUCKER

 

Andrés Guiloff
andres@maverick.studio
No Comments

Post A Comment