La primera gran decepción millennial

Innovación

La primera gran decepción millennial

Incluso el mayor y más majestuoso trabajo de marca, de desarrollo de producto, de innovación y de creatividad, puede caer. Incluso el que es considerado el mejor spot de la historia, puede dejar su lugar y dejar su influencia. De la caída no se salva nadie, ni el CEO más icónico, ni uno de los logos más reconocibles de la humanidad.

Porque hasta Apple puede dejar de ser Apple si no actúa como Apple.

El 2012 cuando estudiaba marketing en NYU, Apple era la empresa furor que todos querían estudiar, analizar, copiar y alcanzar. Tanto dentro como fuera de la universidad. Hoy dudo que estaría dentro del top 10 o quizás 20.

brand lovers apple

Finalmente, el Apple Brand Lover, ese sujeto que estaba dispuesto a hacer colas de días cuando salía el nuevo producto Apple, que tenía que tener todos los distintos tipos de iPod en su colección y que cambiaba su iPhone en cuanto el número de versión avanzaba, se terminó desilusionando. Y el amor se fue esfumando tras cada desilusión.

Cada año que Apple dejó de innovar, cada año que la presentación anual se hacía más parecida a la anterior, cada vez que Apple dejó de causar el ansiado WOW en la gente, la desilusión se fue apoderando de los fanáticos y los consumidores más rentables y leales de la empresa; ese 8% que traía el negocio principal.

 

brand lovers

¿Qué pasó?

Pasó que el Brand Lover por definición no es leal como el consumidor de antaño, sino que se define principalmente como enamorado. El que es leal, será leal incluso ante las dificultades (como un hincha de equipo de futbol), pero el amor hace tiempo que ya no es para toda la vida.

Cuando Apple dejó de “Pensar diferente” (Think Different) y pensó igual que los demás, entonces dejó de ser único para sus consumidores.

 

La promesa de ser distinto se rompió y llego la desilusión. Los comerciales de Galaxy empezaron a doler, porque empezaron a hacer sentido. Porque Apple dejó de escuchar al usuario y dejó de innovar y desarrollar, tomando en cuenta sus problemas.

Steve Jobs era un genio que era capaz de desarrollar en base a su instinto y definir lo que la gente quería sin que realmente esta lo supiera. Luego la gente lo ayudaba a arreglar detalles con sugerencias, reclamos, etcétera, y se mejoraba update tras update. Pero hoy sin Jobs, siguieron haciendo lo mismo pero sin visión, y dejaron de lado completamente los pain points de los consumidores. Las updates pasaron a ser el desarrollo del producto y se perdió el conocimiento de lo que era y necesitaba el target.

Hoy en día es más importante que nunca nutrir esa relación con nuestros consumidores, especialmente si no tenemos marcas tan trabajadas y populares como Apple. Es esa relación la que mantendrá a tus consumidores cerca y los transformará en reales amantes que serán embajadores de tu marca.

¿Qué otras marcas crees tú que van camino a desilusionar a sus fans como Apple?

Andrés Guiloff
andres@maverick.studio
No Comments

Post A Comment